No mueras por una enfermedad digestiva: hígado, vesícula y riñón. Resuélvelo con 1 remedio

El diente de león, esta es una planta que muchos considera como mala hierba cuando nace en su jardín. Por eso, lo que la mayoría hace es eliminarla tan pronto aparece. Sin embargo, debes saber que esta planta posee propiedades asombrosas que pueden beneficiar tu salud.

De modo que, la próxima vez que se te ocurra arrancarla, piensa que puede salvarte la vida. El estilo de vida que llevamos en la actualidad, nos ha hecho desarrollar una serie de enfermedades.

Lo bueno es que la mayoría de ellas las podemos combatir con el diente de león. Esta planta ha sido utilizada con fines medicinales desde el siglo XV en Europa. Sus hojas ya maduras junto con su raíz eran utilizadas para curar diversas enfermedades. A continuación, te explicaremos su efecto en varios órganos.

Hígado

La raíz del diente de león es muy buena para desintoxicar el hígado, ya que promueve su correcta expulsión. Como resultado, el hígado con problemas de funcionamiento o que esté saturado de toxinas podrá volver a funcionar con normalidad. Además, al consumir té de diente de león, reducimos los efectos negativos de los fármacos. También reducimos la inflamación y aliviamos las molestias de la cirrosis y la hepatitis.

De más está decir que el hígado es el órgano encargado de mantener la sangre limpia. Esto quiere decir que las toxinas que fluyen por la sangre van a parar al hígado. Esto puede resultar muy peligroso para cualquier persona. Pero tomando 1 taza de té de diente de león por 7 días eliminaremos este problema.

Riñones y sistema urinario

El diente de león cuenta con excelentes propiedades diuréticas. Esto facilita en gran manera el funcionamiento de los riñones y estimula el flujo de la orina. Dicha planta también elimina las toxinas que afectan la piel. Quienes sufren de retención de líquidos, piedras en los riñones, edemas, inflamaciones linfáticas e infecciones de vejiga se ven beneficiados por la vitamina A y el potasio de estas hojas.

Ahora bien, siempre recomendamos consultar a un médico antes de consumir la infusión de diente de león. Luego de eso, será suficiente con consumir 1 taza de té al día durante 4 días consecutivos. Esto eliminará las toxinas de los riñones y el sistema urinario.

Vesícula biliar

Tanto las hojas como la raíz de esta planta son muy buenas para mantener el bazo y la vesícula biliar libres del cálculo biliar y en buen estado. En caso de ya padecer de cálculo, las hojas nos ayudarán a eliminarlo. Pero debemos vigilar estrictamente los efectos conseguidos con la ayuda de un doctor. Si se padece de obstrucción del conducto biliar, debemos evitar su uso.

Sistema digestivo

El diente de león tiene propiedades laxantes que suavizan el sistema digestivo. Esto quiere decir que quienes tienen mala digestión o sufren tras comer grasas, carnes, café, alimentos fritos o medicamentos, pueden sentir un gran alivio al consumir una taza de esta infusión. También podemos masticar sus hojas para facilitar la producción de salvia y acido estomacal.

Para la sangre

Esta planta es muy buena para desintoxicar la sangre. Eso evitará que nos salgan erupciones cutáneas. Muchas de ellas son provocadas por psoriasis, eczema, inflamación, alergias, acné infecciones, etc. Esta planta también nos ayuda a combatir la hipertensión arterial y regula el flujo sanguíneo. Como resultados, se limpian y fortalecen los vasos sanguíneos.

Algunas consideraciones al usar diente de león

Como hemos visto, el diente de león cuenta con muchas propiedades que nos ayudan a mantenernos sanos. Sin embargo, también puede causarnos mucho daño si nos excedemos en su uso. Por tal razón, antes de usarlo, siempre debemos informárselo a nuestro doctor y estar Atento a cualquier señal. Quienes usan medicamentos para disminuir los niveles de glucosa en la sangre, no pueden ingerir diente de león.

Teniendo en cuenta estas consideraciones y pautas, puede usar esta planta pasa tu beneficio. Como mencionamos al principio, piénsalo 2 veces antes de arrancar esta hierba de tu jardín. Recuerda que te puede salvar la vida. Para que tus amigos también se enteren, comparte esta información en tus redes sociales.